3 razones por las que trabajar con un presupuesto puede ser la clave para tu empresa

Síguenos en Facebook

Un presupuesto te dará el orden que tu emprendimiento tanto necesita. 

El hecho de que en el emprendimiento tú seas tu propio jefe es una espada de doble filo. Por un lado te da el beneficio de ser tú quien toma las decisiones y poner en tus manos el destino de tu empresa pero por otro lado está el tremendo desafío de sacar ese barco a flote y tener la disciplina suficiente para hacer que las cosas efectivamente pasen.

En este contexto, un presupuesto es más que vital para cualquier emprendimiento, te dará una hoja de ruta para proceder con mayor cuidado y orden. Debes saber sobre la importancia de respetar los presupuestos, de otra forma no son más que un saludo a la bandera y terminarás desordenando tus gastos a pesar de haber trabajado arduamente en realizar uno.

 

La siguiente lista te dará buenas razones para considerar la realización de un presupuesto estricto y detallado.

1. Un presupuesto fijo te dará una línea profesional
CARREY

Calcular los costos en los que incurrirás en el presente y el futuro puede ser increíblemente útil. Obviamente que habrán gastos imprevistos y sobretodo en un emprendimiento pero hacer un mapeo general de los gastos fijos y los potenciales gastos de emergencia te dará un marco dentro del cual situarte. Además, pensar en los costos futuros es un excelente ejercicio de proyección para tu negocio y te ayudará a tener una idea de qué es lo que esperas de este en un futuro.


2. No hay problema en cambiar el presupuesto pero mantente apegado a él
paper

Sabemos perfectamente que las cosas cambian, que nada siempre es en la práctica como habíamos planeado en la teoría y está bien. No hay problema con que el presupuesto que fijaste sea alterado, es totalmente entendible y no debe ser considerado un error de planificación. Lo que sí es importante es que te mantengas apegado al presupuesto original, que trabajes en torno a él y que en el caso de que comience a alejarse mucho de la situación actual de tu empresa, realices uno nuevo que satisfaga las circunstancias nuevas a las que te enfrentas.


3. No te metas en un hoyo de deudas
falling-into-a-black-hole

Es cierto que muchas veces, para que un proyecto se haga realidad simplemente hay que endeudarse y no hay otra forma de hacerlo, es cierto. Sin embargo debes pensar que toda deuda debe pagarse y que sin importar cuánto pueda hacer crecer esa deuda a tu negocio, el día que debas pagar será también un impacto para este.

Ten mucho cuidado de construir hoyos de deuda que después no seas capaz de cubrir, mantente haciendo contabilidad constante y trata estos compromisos con infinito respeto. No vaya a ser que luego termine costándote todo el trabajo y empeño que pusiste en hacer crecer tu emprendimiento.

Síguenos en Facebook