Científicos descubren una proteína anti-VIH en corales

portada
Síguenos en Facebook

Mientras chequeaban el depósito de muestras del National Cancer Institute, científicos descubrieron una nueva clase de proteínas en un coral encontrado en aguas australianas. Resulta que estas proteínas, llamadas cnidarias, son potentes inhibidoras de la entrada del virus VIH a las células T, según lo mostrado en las pruebas de laboratorio.

En una época donde cerca de 35 millones de personas alrededor del mundo están infectadas y los tratamientos actuales no curan, enfocarse en la prevención de nuevas infecciones es primordial para poder enfrentar este problema global. El VIH también ha presentado grandes desafíos en el desarrollo de vacunas que, hasta el momento, ninguna se encuentra disponible.

migrate-Condoms_1-inga-wikimedia-commons

Aún cuando los preservativos son efectivos en la prevención de la transmisión, el hecho es que no todo el mundo los utiliza y se encuentran fuera del alcance de muchos individuos. Por lo tanto, el desarrollo de otros métodos que puedan reducir la transmisión sexual son una atractiva solución al problema, y los científicos creen que estas cnidarias podrían eventualmente ser utilizadas para dicho uso.

Luego de haber descubierto estas proteínas, los científicos las purificaron y probaron para verificar los efectos inhibidores en contra de la cepa del VIH. Descubrieron que ellas le impedían entrar a las células T, las cuales son una de las atacadas principales por el virus que busca duplicarse allí. Las proteínas lograron realizar este bloqueo mediante la vinculación con el VIH, previniendo su fusión con la célula anfitriona, lo que es un requisito para la entrada viral.

ElecMicro_of_HIV_Retrovirus_serum_isolate_Samp-HM47

Antes de que los científicos procedieran con las pruebas pre-clínicas para descubrir más acerca de la seguridad y eficacia de estas proteínas, primero necesitaron encontrar una manera de poder producirlas en masa sin tener que cultivar grandes cantidades de corales.

Si bien aún es demasiado pronto, los científicos se sienten optimistas de que esto pueda presentarse como candidato para el desarrollo de geles tópicos o lubricantes que prevengan la transmisión sexual del VIH sin estimular algún tipo de resistencia, lo que es un problema que los antivirus actuales presentan.

720px-Folded_Coral_Flynn_Reef

Este estudio también sirve como un emocionante recordatorio de que muchas sustancias naturales cuentan con sorprendentes propiedades medicinales que aún esperan ser descubiertas. “Los depósitos de productos naturales son un tesoro nacional. Esperamos que descubrimientos como estos alienten a más investigadores a utilizar recursos como éste para identificar sustancias contra enfermedades infecciosas.”

Original.

Síguenos en Facebook