Deja que esta especialista le devuelva a tu cuerpo la energía que necesita

portada
Síguenos en Facebook

Estos simples consejos alimenticios me dieron energía para mejorar mi negocio.

La alimentación es clave para nuestro desempeño diario y nuestra salud a largo plazo y es poca la gente que realmente entiende la influencia que puede tener nuestra alimentación en nuestro comportamiento. Existen ciertos alimentos que nos quitan los nutrientes de los alimentos sanos y existen otros que directamente nos intoxican y hacen más lenta y pesada nuestra digestión. Todo esto no repercute solamente en nuestro físico sino también en nuestra mente. Una persona que se alimenta de forma responsable y ordenada es más alegre, más ágil mentalmente y más efectiva a la hora de razonar pues su organismo se encuentra limpio, funcionando al máximo de su capacidad, sin gastar energía en diluir componentes dañinos ni agentes contaminantes.

A continuación la experta en flexivegetarianismo, Ana Moreno, nos ofrece algunas claves para mejorar tu alimentación e incrementar tu energía corporal.

1) Importa más lo que sacas que lo que incluyes

Lamentablemente, los alimentos más comunes en la dieta de las personas corresponden a alimentos anti nutrientes, es decir, que roban los nutrientes recolectados por los alimentos sanos. Los tres alimentos principales que se deben dejar para llevar una alimentación sana y responsable son:
Azúcar blanca. Ha sido refinada y procesada perdiendo cualquier indicio natural. Es alimento muerto.
Harinas refinadas como por ejemplo, el pan blanco. Su consumo puede generar alergias, problemas digestivos y dolores de cabeza.
Alimentos prefabricados, procesados o en lata.


 2) Lo que consumes no es lo que asimilas

A veces el sistema se acostumbra a ingerir alimentos con una carga tóxica importante lo que disminuye nuestra capacidad de sintetizar nutrientes ya que el organismo pierde esa energía en desintoxicar.


3) Es bueno combinar alimentos “rey” con “ciervo”

ensala

Aprender a combinar comidas es clave para optimizar la energía de nuestro cuerpo. Los alimentos reyes son aquellos elementos pesados que jamás deben juntarse ya que significan un arduo trabajo para nuestro organismo. Los alimentos ciervo son aquellos alimentos que contienen un gran porcentaje de agua por lo que colaboran en la digestión del alimento rey. Un ejemplo de una buena combinación es un plato donde la ensalada ocupe sobre el 70% de la superficie y la carne, siendo un alimento rey, el resto.


 4) Regla del 80 – 20

Mucha gente se pregunta cómo lidiar con esos pequeños gustitos que a veces queremos darnos. La mayoría cree que es imposible darse esos gustos cuando se lleva una buena alimentación, pues la verdad es que cuando el 80% de los alimentos que consumen son sanos y nutritivos, el organismo dispone de recursos suficientes para amortiguar el daño producido por aquel “gustito”. Todo está en el equilibrio.


 5) Mantener nuestro organismo limpio

agua

Una buena forma de limpiar nuestro organismo es cenar lo más temprano posible con tal de dejar un tiempo al cuerpo para realizar esta función mientras dormimos. Comer fruta y tomar agua también son agentes útiles a la hora de facilitar la limpieza corporal.


 6) Realmente no se necesita tanta proteína

Las civilizaciones más sanas son aquellas que consumen menores cantidades de proteína animal ya que en grandes cantidades se vuelve tóxica y muy difícil de digerir. De todas formas se recomienda que el cambio sea gradual.


  7) Cambiar la mirada

donuuuut

Asociamos los gustitos con alimentos que en realidad no nos aportan nada. Ana Moreno pone el ejemplo de la donut: “Cuando yo veo un donut no veo más que harina refinada, azúcar, conservantes artificiales que le permiten estar en un envase de plástico por días y todo eso frito.”

Un verdadero gustito debiera ser visto como un alimento que mantendrá a tu cuerpo y tu mente energéticos, livianos y alegres.


 8) Escúchate

frutaaa

Sé consciente de tu cuerpo, escucha lo que te pide y conéctate con lo que verdaderamente necesitas. Mucha gente piensa que cuando tienen ganas de ingerir azúcares es porque su cuerpo lo pide, sin embargo, si pensamos que el azúcar no significa ningún aporte nutritivo para el organismo, es ilógico que nuestro cuerpo lo pida. Cuando esto sucede es un síntoma de que la mente nos está pidiendo azúcar para calmar la ansiedad o subir nuestro estado de ánimo. El alcohol es un caso similar ya que sus niveles de azúcar son altísimos y genera una tremenda adicción. Si es necesario que en las mañanas comas ensalada, hazlo, no existe razón alguna por la que no puedas hacerlo.


9) Sentir hambre algunas veces al día no tiene nada de malo

Al sentir hambre sabemos que nuestro organismo no esta digiriendo y podemos estar seguros de estar dando una pausa necesaria para que pueda dedicarse a otras tareas como la desintoxicación. Además puede ayudarnos a apreciar el bien del que disfrutamos a diario.


 10) Viajes, reuniones o simplemente fuera de casa

postre

Lograr manejar nuestra propia alimentación es fácil, está en nuestras manos. ¿Pero que sucede cuando estamos fuera de casa o no podemos elegir nosotros mismos el menú? La experta recomienda siempre dejar de comer el postre y comer dos platos de entrada en vez del plato de fondo.

Síguenos en Facebook