Mira la espantosa infografía que muestra los efectos de la falta de sueño

6480297645_f71f3bd4f5_b
Síguenos en Facebook

La mayoría de nosotros ha experimentado los efectos luego de una mala noche de sueño, si no descansas bien esto puede afectarte de pies a cabeza. De hecho, un estudio de 2013 afirmó que el dormir menos de 6 horas diarias durante una semana, puede causar la alteración de más de 700 genes. Esta información resulta sumamente alarmante, por ejemplo en Estados Unidos, casi la mitad de la población no duerme las 7 horas recomendadas por noche. A continuación, podrán ver los terribles efectos en nuestro cuerpo a partir de la primera noche de no descansar lo suficiente y una breve explicación de cada uno más abajo:

SleepDeprivation_0

Infografía de Alissa Scheller para The Huffington Post.

Después de una noche estarás…

1. Más hambriento y serás capaz de comer más que de costumbre

Los estudios han relacionado la falta de sueño a corto plazo con una propensión a consumir porciones más grandes de comida, una preferencia por los alimentos ricos en calorías e hidratos de carbono, y una mayor probabilidad de hacer elecciones poco saludables en el supermercado.


2. Más propenso a sufrir un accidente

De acuerdo a la Fundación Nacional del Sueño, el dormir menos de 6 horas triplica el riesgo de accidentes relacionados a la conducción somnolienta. Además, basta con una mala noche de sueño para afectar la coordinación ocular de un conductor, según una investigación de la Universidad Metropolitana de Manchester. La falta de sueño en general te hace ser más torpe y disminuye tu capacidad de reacción, ya sea tras el volante o no, según Prevention.


3. Con una apariencia de cansancio que no le sienta bien a nadie

20131120121608878

El sueño de belleza es una realidad. Un breve estudio publicado el año pasado en la revista SLEEP, señaló que los participantes del estudio del sueño que no durmieron las horas recomendadas, fueron catalogados como menos atractivos y de apariencia más triste. Otro estudio del Instituto Médico Karolinska en Estocolmo, Suecia, afirma que las personas que se ven agotadas son menos cercanas. Y el problema empeora con el paso del tiempo: los investigadores relacionan la falta de sueño crónica con el envejecimiento de la piel.


4. Más propenso a resfriarse

Cumplir con las horas de sueño necesarias es fundamental para forjar un sistema inmunológico óptimo. De hecho, un estudio de la Universidad Carnegie Mellon establece que dormir menos de 7 horas diarias puede triplicar las posibilidades de resfriarse. Es más, la Clínica Mayo afirmó:

“Mientras duermes, el sistema inmunológico libera unas proteínas llamadas citoquinas que ayudan a promover el sueño. Ciertas de ellas tienen que aumentar su volumen cuando se tiene una infección, inflamación o cuando estás bajo estrés. La falta de sueño puede disminuir su producción. Además, los anticuerpos y las células que combaten la infección se reducen durante los períodos en que no se duerme lo suficiente”.


5. Perdiendo tejido cerebral

Un pequeño y reciente estudio publicado en la revista SLEEP y realizado en 15 hombres, estipuló que tras una noche sin dormir las horas suficientes se puede perder tejido cerebral. Dichos resultados se establecieron midiendo los niveles de sangre de dos moléculas cerebrales que, por lo general, aumentan después de haber sufrido daño cerebral.


6. Más propenso a estar sensible

lack-of-sleep

Un estudio del año 2007 realizado por investigadores de la Universidad de California, Berkeley y la Escuela Médica de Harvard, utilizó imágenes de resonancia magnética para demostrar que después de la privación del sueño, los centros emocionales del cerebro eran un 60% más reactivos. “Es casi como si, sin dormir, el cerebro volviese a hacer uso de patrones más primitivos de actividad, en los que es incapaz de poner las experiencias emocionales en contexto y producir respuestas controladas y apropiadas”, escribió en un comunicado el autor principal, Matthew Walker, director del laboratorio del sueño de la Universidad de Berkeley. “Emocionalmente, no estás en condiciones de igualdad.”


7. Menos enfocado y con problemas de memoria

El estar agotado va a afectar tu capacidad de enfocarte, y te volverá más olvidadizo (es por eso que después de una mala noche se nos pierde el teléfono, las llaves, la billetera, etc). Además, de acuerdo a Harvard, se cree que el sueño está involucrado en el proceso de consolidación de la memoria, lo que significa que puede afectar tu capacidad de entender y retener nueva información.

Y después de un tiempo…

1. Los riesgos de derrames e infartos se cuadruplican

Un estudio presentado en la conferencia de SLEEP del año 2012 sugiere que dormir menos de 6 horas diarias puede aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares en personas de mediana y tercera edad. “Los individuos que hacen esto presentaron 4 veces más riesgos de experimentar síntomas de accidentes cerebrovasculares en comparación con aquellos que dormían de 7 a 8 horas”, señaló la investigadora Megan Ruiter, de la Universidad de Alabama en Birmingham al Huffington Post.


2. Se dispara el riesgo de padecer obesidad

midnight-snack

La falta de sueño no sólo puede resultar en el aumento del consumo de calorías, sino que varios estudios han sugerido la relación directa entre la privación crónica de sueño y un mayor riesgo de obesidad con el paso del tiempo. Por ejemplo, una investigación del año 2012 de Penn State, establece que dormir menos de 6 horas por noche provoca cambios en los niveles de las hormonas del apetito: grelina y leptina. Otro estudio del 2012 publicado en el American Journal of Human Biology, mostró que la falta de sueño estaba vinculada a los cambios en la regulación del apetito, lo que podría desencadenar que la gente coma más. Es más, otro estudio de la Universidad de Pennsylvania encontró que los participantes del estudio que fueron privados de sueño durante 5 noches seguidas ganaron cerca de 1 kilo, debido a los bocadillos nocturnos.


3. Puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer

Un estudio sobre el cáncer, realizado en 1.240 participantes que se realizaron una colonoscopía, determinó que aquellos que durmieron menos de 6 horas diarias tenían un 50% más de riesgos de sufrir de adenomas colorrectales, que con el tiempo pueden volverse malignos. Otro estudio del año 2012 identificó una posible conexión entre el sueño y el cáncer de mamá agresivoLos investigadores también sugieren una posible relación entre la apnea del sueño y el aumento de las posibilidades de contraer cualquier tipo de cáncer.


4. Aumenta el riesgo de contraer diabetes

Un estudio del año 2013 del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, encontró que la falta de sueño (¡Y también el exceso!) estaba relacionada al incubamiento de enfermedades crónicas, incluyendo la diabetes tipo 2. Y el mismo estudio del 2012 que vinculó la falta de sueño con los cambios hormonales asociados a la obesidad, encontró que la privación de sueño está directamente relacionada con una baja en la sensibilidad a la insulina, lo que implica un factor de riesgo de diabetes.


5. Aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas

o-HEART-ATTACK-facebook

La privación crónica del sueño se ha relacionado con la hipertensión arterial, la aterosclerosis (u obstrucción de arterias), insuficiencia cardíaca y ataques al corazón, según informan los reportes de salud de la Universidad de Harvard. Un estudio del año 2011 de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Warwick, encontró que la falta de sueño está vinculada a riesgos de ataques al corazón, así como a los trastornos cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares. “Si usted duerme menos de 6 horas por noche y no tiene un sueño profundo, tienes un 48% más probabilidades de desarrollar o morir de una enfermedad cardíaca y un 15% más de probabilidades de desarrollar o morir de un accidente cerebrovascular”, dijo el autor principal, Francesco Cappuccio, en una declaración sobre los resultados que fueron publicados en el European Heart Journal. “La tendencia acostarse tarde y madrugar al día siguiente, en realidad es una bomba de tiempo para nuestra salud, por lo que es necesario actuar ahora para reducir el riesgo de desarrollar estas enfermedades que amenazan tu vida”.


6. Disminuye el recuento de espermatozoides

Además del hecho de que estar agotado no es la mejor arma de seducción, dormir menos de lo necesario afectar tu fertilidad. Un estudio del año 2013 realizado en 953 hombres daneses jóvenes y publicado en el American Journal of Epidemiology, encontró que aquellos con altos niveles de trastornos del sueño tenían una concentración de espermatozoides 29% más baja.


7. Aumenta el riesgo de muerte

Un estudio de SLEEP evaluó a 1.741 hombres y mujeres en un curso de 10 a 14 años, y estableció que los hombres que dormían menos de 6 horas tenían un aumento significativo en la tasa de mortalidad, incluso descartando la diabetes, hipertensión y otros factores de riesgo.

Original.

Síguenos en Facebook