Este aparato te dirá si tu comida tiene ciertos químicos o componentes que te den alergia

portada
Síguenos en Facebook

La hija de Isabel Hoffman cayó enferma después de que la familia se mudó a los Estados Unidos, desde Europa. La enfermedad de la niña de 14 años fue empeorando progresivamente—urticaria, presión baja, estremecimientos y alta sensibilidad—al punto en que tuvo que salirse del colegio. Para empeorar las cosas, ningún doctor podía determinar que es lo que estaba causando esta enfermedad crónica.

Hoffmann, una emprendedora serial, quién ayudó a abrir una clínica de salud preventiva en el 2011, tomó el asunto en sus propias manos. Llevó a su hija al Dr. Neil Nathan, de Gordon Medical Associates, en Santa Rosa, California, quién había escrito un libro llamado, Sobre la Esperanza y la Sanación: Para Aquellos que Han Caído Entre los Baches Médicos (On Hope and Healing: For Those Who Have Fallen Through the Medical Cracks).

Dr. Nathan diagnosticó a la hija de Hoffmann con toxicidad de moho, probablemente Aspergillus Penicillium, el cuál causa reacciones alérgicas severas, y sensibilidad al gluten, las dioxinas, y otros alergénicos. “Estaba totalmente en lo correcto,” dice Hoffmann. “Nos fuimos a casa, y probamos la edificación y descubrimos que teníamos grandes dosis de  moho Aspergillus y Penicillium en nuestra pieza.”

Le había tomado más de un año a Hoffmann el escuchar un diagnóstico apropiado, y aprender la poderosa información que podría ayudar a su hija a mejorar. La familia se mudó a un ambiente libre de moho, y la adolescente comenzó una nueva dieta; los síntomas desaparecieron, volvió al colegio y sus notas repuntaron.

“Ahí fue cuando se me ocurrió, “Oh Dios, ¿cuántas personas van por la vida sufriendo de esta forma? ¿Y casi rindiéndose—con Síndrome de Fatiga Crónica o Fibromyalgia—y resignándose a lo que tienen, sin ninguna esperanza de mejorar?” dice Hoffmann.

1

Hoffmann puso a trabajar sus dotes de emprendimiento, creando una herramienta portátil para ayudar a las personas como su hija a entender mejor sus ambientes, y la comida que están consumiendo, y saber cómo está afectando su cuerpo.

Esta herramienta, decidió, “debiera ser capaz de apuntar a la comida y poder decir que tipo de comida es—si tiene gluten, si tiene dioxinas—o apuntar a la pared y ver si tiene moho, y si lo tiene, de que tipo es. Apuntar al aire que respiramos e indicar si está contaminado, y así.” dice Hoffmann. Su amigo Stephen Watson le dijo que, “Eso suena como Star Trek—no creo que eso sea un realidad posible hoy.”

Pero si lo fue, y hoy Watson y Hoffmann son socios en un producto biotécnico llamado TellSpec, un espectrómetro que puede diseccionar los ingredientes de lo que sea que apunte, y muestra esta información en la aplicación correspondiente del teléfono.

¿Eres alérgico a la soya? ¿Eres intolerante a la lactosa? ¿Te salen urticarias luego de consumir aspartamo? El escanear la comida con TellSpec descubrirá los ingredientes escondidos, y le advertirá todas las reacciones que podría causar en su salud. ¿Tienes una reacción física cuando comes ciertos alimentos, pero no sabes cuáles son los que la están provocando?  Registrar tus síntomas ayudará a TellSpec a determinar cuál podría ser el ingrediente culpable.

“Si nos reportas que cada vez que ingieres un producto lácteo, tienes problemas digestivos, probablemente diremos, ‘Puede sea que seas intolerante a la lactosa, por favor habla con un nutricionista o doctor para confirmarlo’. No estamos diagnosticando, solo guiando,” dice Hoffmann.

TellSpec fue basado en Indiegogo, y excedió su meta de USD$100.000 por mucho. Mientras que otros espectrómetros ya existen en el mercado, Hoffmann dice que juntar fuerzas con Watson, un matemático, significó que TellSpec emplea un pensamiento matemático, así que el algoritmo es inteligente, y puede interpretar mejor lo que está escaneando. “Nuestro IP núcleo es realmente la tecnología, el proceso, y aquí está la diferencia,” dice Hoffmann. TellSpec irradia un láser de bajo poder al alimento en cuestión, y fotones de baja energía son luego emitidos de vuelta al espectrómetro de TellSpec, el cual ordena los fotones por longitud de onda, y determina los componentes químicos que se encuentran dentro. Se espera que el aparato llegue al mercado en agosto del 2014, con un precio inicial de entre USD$350 y USD$400, y Hoffmann espera que la demanda lo haga bajar de precio unos USD$50 en un par de años más.

2

“Comemos tan mal, porque no sabemos. No tenemos el tiempo para investigar realmente,” dice Hoffmann. “Así que cuando TellSpec dice, “Encontramos tartrazina (Amarillo n°5) en su comida, es un colorante amarillo que está prohibido en China, y en la mayoría de los países de Europa,’ se preguntarán ‘¿Qué demonios está haciendo el color amarillo en mis papas?’ Está ahí para hacerlas más atractivas, más amarillas. Pero, vamos, creo que nuestra salud es más importante que eso.”

TellSpec es útil para las personas alérgicas a cosas como soya, y nueces—pueden chequear que no hay alergénicos en su comida. También es una herramienta útil para diabéticos, ya que TellSpec puede decirte cuantas calorías por gramo, y cuanta grasa, sodio y azúcar hay en ese alimento que estás escaneando. Más adelante, TellSpec contendrá una cámara, para que el aparato pueda saber el volumen de lo que estás comiendo, e indicar con precisión que ingeriste 67 gramos de azúcar y 16 gramos de grasa en ese alimento. Estos datos son poderosos para las personas que quieren ser conscientes de lo que están ingiriendo.

“Lo que ha faltado en los datos mayores es información sobre la comida—información acerca de donde existe esta comida en el mundo, quienes la están consumiendo, como la están consumiendo, que efecto tiene, como ese alimento se relaciona con ciertas patologías o ciertos síntomas,” dice Hoffmann. “Imagínense el poder detectar que los químicos en el agua de los países altamente contaminados, son realmente neurotixinas, y por eso el área tiene una incidencia tan alta de desórdenes neurológicos.” Hoffmann tiene altas expectativas para TellSpec en sus implicancias, y  potenciales usos para la salud global.

Espera poder construir una base de datos masiva de alimentos, que podría eliminar epidemias potenciales—como un brote de Salmonella, o de Enfermedad de las Vacas Locas—desde el principio, dado que las personas estarían registrando sus síntomas en tiempo real. Por ejemplo, la base de datos podría mostrar un salto en los síntomas gastrointestinales en un radio de 5 millas, una pista de que hay algo extraño en la fuente de agua potable local, o en algún alimento.

TellSpec no estará equipado para escanear bacterias y virus microscópicos en agosto, pero estos avances están en la agenda, lo cual podría ayudar a TellSpec a convertirse en una herramienta de salud global. (Actualmente, la tecnología de espectrómetros está calibrada y diseñada para revisar uno o dos elementos, como la salmonella, y la herramienta no siempre se preocupa del resto de los componentes del alimento. “No es chequear cada uno de los ingredientes, solo aquellos que preocupan a las personas,” dice Hoffmann. TellSpec apunta a ser una herramienta holística.)

“Imaginen a personas alrededor de todo el mundo escaneando sus alimentos—esos resultados estarán en nuestro servidor, en la nube, y ayudarán a otras personas, ya que nuestro algoritmo sabrá si hemos visto este tipo de mezcla antes,” dice Hoffmann. “Estamos buscando crear un huella de datos de alimentos que pueda ser correlacionada con otra información—como los síntomas que una persona tiene luego de comer ciertos alimentos—para mejorar el diagnóstico, pronóstico y los tratamientos en las vidas individuales.”

Hoffmann dice que construir un mundo más verde, con personas más sanas es la verdadera misión de TellSpec, y los datos son integrales a esa misión. “Realmente debemos detener este genocidio masivo, estos químicos que se ponen en nuestra comida y en nuestro medio ambiente,” dice Hoffmann. “Nos estamos matando, y estamos dejando que ocurra tranquilamente.” Entregando información acerca de lo que hay en nuestro medio ambiente, y como reaccionamos a ellos, TellSpec podría ayudar a individuos a mantenerse sanos, y a los profesionales médicos a entregar un mejor cuidado de la salud. “Seguimos haciendo crecer la población, pero no nos enfocamos en los aspectos en términos de salud para criar a la población; cada ser humano que nació hoy tiene una carga tóxica igual o mayor que su madre,” dice.

“Debemos impedir que el mundo se mate y destruya a sí mismo,” dice Hoffmann, quién está contando con el conocimiento recogido de TellSpec para mantenernos vivos y sanos.

Síguenos en Facebook