Nuevo dispositivo le permitiría a la gente sorda ‘escuchar’ a través de la lengua

group-tongue-photos-890x395_c
Síguenos en Facebook

Desde su aparición, los implantes chochlear han transformado las vidas de muchas personas alrededor del mundo, permitiéndole a muchos individuos con problemas auditivos volver a ganar el sentido del oído. Desafortunadamente, los dispositivos también tienen un lado negativo: tienen que ser implantados de forma quirúrgica, no son recomendables para todos los tipos de sordera y pueden llegar a costas $100,000 dólares.

Sin embargo, una alternativa podría ser posible ya que científicos de la Universidad del Estado de Colorado han inventado una forma de conseguir el mismo resultado: Un dispositivo que les permite a los usuarios ‘escuchar’ con sus lenguas. El sistema no devuelve la audición, sino que convierte los sonidos en un patrón distintivo de vibraciones que pueden ser sentidas por la lengua y que pueden ayudar al usuario a interpretar sensaciones como sonidos o palabras. Esta tecnología no sólo sería mucho más accesible en términos económicos sino que tampoco requeriría pasar por el quirófano.

ImageHandler

Los implantes Cochlear y los audífonos que ayudan a la audición trabajan de forma diferente. Mientras que los audífonos amplifican los sonidos para que sean detectados, los implantes pasan a través de las partes dañadas del oído y estimulan de forma directa el nervio auditivo. Los sonidos del ambiente son detectados por un micrófono y luego analizados por un procesador del lenguaje. Esta información es luego convertida en impulsos eléctricos que son enviados a diferentes regiones del nervio auditivo. Se necesita un poco de entrenamiento, pero eventualmente los usuarios aprenden a reconocer diferentes impulsos como sonidos o palabras.

El dispositivo creado por la Universidad del Estado de Colorado funciona de forma similar, pero lo que sucede con los sonidos una vez que son reconocidos es un poco diferente. Un auricular con Bluetooth transmite el sonido a un procesador que luego lo convierte en patrones de impulsos que representan una palabra. En vez de estimular el nervio auditivo, estas señales son enviadas a un retenedor inteligente que está en la boca. Cuando el usuario presiona la lengua contra este retenedor, pequeños electrodos envían patrones de impulsos que estimulan los nervios en la lengua, los cuales después envían estas señales al cerebro.

maxresdefault

“Algunas personas comentan que se parece a la sensación de las burbujas de champagne en la lengua”, comentó el ingeniero y líder del proyecto John Williams.

Una vez que le has enseñado a tu lengua y a tu cerebro a trabajar en conjunto, habrás logrado enseñarle a tu lengua a ‘escuchar’. Se necesitarán semanas, o quizás meses de entrenamiento, pero eventualmente el cerebro aprenderá a reconocer estos impulsos como información útil de los sonidos.

La razón por la que los investigadores escogieron estimular la lengua se debe a que tiene miles de nervios, y nuestro cerebro es bastante bueno a la hora de interpretar sensaciones de lo que toca nuestra lengua.

635568627636191812-Still0114-00003

“Somos capaces de diferenciar entre puntos que se encuentran muy cercanos en la lengua”, explicó Leslie Stone-Roy. “De esta forma, se parece a la punta de los dedos y esa es la razón por la que los usamos para leer Braille. La lengua se parece en el sentido que es capaz de diferenciar con facilidad.”

En la actualidad el dispositivo es bastante evidente, pero los investigadores esperan poder desarrollar una pieza que sea más pequeña y que no sea visible. También creen que los costos no debiesen superar los $2000 dólares, algo que es mucho más barato que los implantes cochlear. Aun queda mucho por hacer, pero por ahora el equipo se está centrando en hacer un mapa de los nervios de la lengua para poder seleccionar los mejores lugares para recibir el estímulo.

Visto en Ifl Science.

Síguenos en Facebook