14 sorprendentes trucos para mejorar tu sueldo

portadadadadadadadadaada
Síguenos en Facebook

Negociar tu salario en un nuevo puesto de trabajo o con tu empleador actual puede ser una situación que te ponga los pelos de punta, en particular para esas personas que nunca lo han hecho antes. Sin embargo, el no hacerlo te podría generar pérdidas cercanas al millón de dólares al final de tu carrera, según un análisis realizado por el sitio Salary.com.

Muchos de los consejos que uno recibe, relacionados con las maneras de negociar el sueldo, pueden ser contradictorios o rozar en los clichés de siempre. Es por esta razón que a partir de esa investigación, Business Insider recolectó algunas de las estrategias y técnicas de negociación más sorprendentes que te podrán ayudar a obtener un mejor sueldo:

1. Piensa en el proceso de negociación como una competencia sana

1

Al final del día, en la mayoría de los procesos de negociación de salario, tú irás con una idea que quizás la otra parte no comparte o a un acuerdo en el que ambas partes difieran. Eso es lo que hace que este proceso sea como una competencia. Al verlo de esta manera podremos obtener mejores resultados, según la investigación realizada por la profesora Michelle Marks de la Universidad George Mason y la profesora Crystal Harold de la Universidad de Temple.

Las personas que utilizan estrategias de competencia, a través de la identificación de sus objetivos y la fuerza con la que apoyen dichas metas, terminan obteniendo salarios muchísimo más elevados que el de los individuos que son más flexibles o fáciles de convencer.


2. Siempre utiliza números precisos en tu oferta y tu contraoferta

2

La mayoría de la gente se siente identificada con ese clásico consejo de iniciar la negociación con un número elevado. Sin embargo, una investigación realizada por la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia, indicó que presentar una cifra más específica de lo que uno desee ganar genera un ancla más poderosa en el ámbito de la negociación. Por ejemplo, esto significa reemplazar al menos un par de ceros de la oferta como cambiar US$ 100.000 a US$ 104.500.

Según Malia Mason, la autora de este estudio, presentar una cifra más clara le hace pensar a la otra parte que hiciste una pequeña investigación en el tema. Esto les dará la idea de que has pensado bien tu oferta y en todas las variables detrás de aquel número.


3. Comienza la negociación con alguna información personal y la otra parte te pagará con la misma moneda

3

En un experimento donde los estudiantes de Stanford y Kellogg negociaron sus sueldos vía e-mail, aquellos que compartieron detalles personales a lo largo del proceso de negociación (que no tuvieran que ver con ella en sí) terminaron obteniendo resultados significativamente mejores que otros que limitaron la entrega de información a su nombre, su dirección de correo electrónico y los detalles de las cifras.

Abrirse un poquito con el otro envía una señal de que puedes ser confiable y que puedes esperar información similar desde el otro lado, según palabras del profesor de Wharton, Adam Grant.


4. Las mujeres debieran coquetear, pero sólo un poco

4

Según un estudio realizado por la profesora de la Universidad de Berkeley, Laura Kay, utilizar “el encanto femenino” (o sea, un balance adecuado entre comportamiento de amistad y de coquetería) puede aumentar sustancialmente las oportunidades de éxito en una negociación de sueldo. Es un tipo de comportamiento estratégico que hace que la persona con la que estás negociando se sienta bien, lo que lo hará más propenso a estar de acuerdo con lo que propones.

Es una línea delgada. Debes estar atento/a a la manera en la que la otra persona responde y tener cuidado de no llevar la situación muy lejos para que no mal entiendan tus intenciones. Las mujeres que se ven como personas muy coquetas tienen la reputación de ser menos confiables por parte de sus colegas de trabajo, según los resultados obtenidos por otra investigación.


5. Pospone lo que más puedas la reunión cara a cara

5

Generalmente, al momento de solicitar un mejor salario no te encontrarás en una posición de poder. El individuo que te está contratando y determinando el futuro de tu aumento es el que está en control de la situación. Ambas partes deben estar de acuerdo en las cifras al final de la negociación. Esas personas generalmente tienen poder sobre tu carrera y en el ambiente laboral del lugar donde trabajes.

De acuerdo a investigaciones realizadas en esta área, en las negociaciones cara a cara se puede ver que la persona con más poder es la que ganará el toma y dame del acuerdo. Si estás discutiéndolo directamente con tu jefe, tendrás mejores oportunidades de ganar si lo haces por teléfono o mediante correo electrónico.


6. Si tienes una reunión con alguien, mírala siempre a los ojos

No siempre las personas con las que negocies tu sueldo buscarán anular tus aspiraciones. Sin embargo, generalmente dentro de sus intereses está el esconder lo interesado que están en un determinado candidato al puesto o qué tan realmente dispuestos están de subir sus números.

Según un estudio realizado por el centro de investigación National Institutes of Health (NIH) de los Estados Unidos, una de las maneras más eficaces de mantener la honestidad de las personas es mirándolos directamente a los ojos.


7. No dejes de mencionar nada que sea importante para ti

7

Al momento de recibir una oferta, muchas personas quieren verse felices para así evitar ser percibidas como necesitadas o decepcionadas por el cargo y/o el sueldo. Quizás muestren uno o dos problemas, pero pueden pasar por alto otros asuntos que resurgirán más adelante.

Lo anterior enloquece a las personas encargadas de contratar, según el profesor de Harvard Deepak Malhotra. La mejor estrategia es revelar todas tus preocupaciones de una sola vez, hacer hincapié en esos temas que son más importantes para ti y así poder desarrollarlos a medida que pase el tiempo.


8. Haz que hablen de ellos

8

Aún cuando claramente quieres dejar en claro tu posición, existe una ventaja en hacer que la persona con la que negocias hable de sí mismo.

Según una investigación de la neurocientífica de Harvard, Diana Tamir, sobre los efectos neurológicos producidos por hablar de uno mismo, este proceso puede gatillar las mismas sensaciones de placer que provocan la comida o el dinero.


9. Tómate un shot de espresso un rato antes de comenzar

9

Cuando bebes café, tienes más posibilidades de mantenerte firme en lo que quieres obtener de la negociación, según lo que reveló un estudio publicado en la European Journal of Social Psychology.

Prepararse para negociar luego de haber tomado algo con cafeína, provocó que las personas fueran más resistentes a la persuasión. La voluntad para mantenerte firme en tu actitud hace que tengas más posibilidades de lograr la meta que te propusiste.


10. No busques llegar a una situación que acomode a las dos partes

10

Hay un impulso que llega cuando se entra en una negociación, que es encontrar una solución que haga felices a ambas partes. Desde el inicio, buscar un contexto donde los dos ganen, implica dejar de lado algo sin necesariamente obtener algo a cambio, excepto la sensación de sentirse mejor con uno mismo.

Según un estudio, las personas que quieren llegar a una situación donde no existan perdedores los hace sentir mejor, pero terminan obteniendo peores salarios que aquellos que buscaron una solución menos equilibrada.


11. Haz tú la primera oferta

11

El pensamiento convencional dice que debes esperar hasta que la otra parte te haya mostrado lo que tiene que ofrecer para así tener un mejor piso desde donde actuar.

En realidad es mucho mejor que tú hagas la primera oferta, ya que eso te da la opción de comenzar la negociación desde un punto conveniente para ti. Las personas que entregan la propuesta primero terminan con un resultado mucho mejor. La primera oferta guiará a la otra persona en esa dirección. Si ocurre al revés, se torna muy complicado revertir la situación a tu favor.


12. Haz un ranking con tus prioridades y compártelo

12

“Por ejemplo, en una negociación de trabajo se puede decir que el salario es lo más importante, luego vendría la ubicación de la oficina, después el tiempo de vacaciones y finalmente los bonos. Algunas investigaciones al respecto demuestran que la realización de un ranking de prioridades es una poderosa manera de ayudar a tu contraparte a entender tus intereses sin entregarles información específica al hacerlo”, dijo el profesor Adam Grant de Wharton.

El segundo paso, es importante que les preguntes a ellos cuáles son sus prioridades e intenta llegar a un punto en común de los temas más importantes para que el resultado sea beneficioso para ambos.


13. Toma una postura de poder antes de que comiences

13

Según la investigación realizada por la profesora Amy Cuddy de la Escuela de Negocios de Harvard, tomar una “postura de poder”, con un espacio leve entre las piernas y las manos en la cadera (como la típica pose de la Mujer Maravilla) realmente puede alterar la química del cuerpo.

Potencia la testosterona, lo que acarrea un aumento de la confianza y una reducción de los niveles de cortisol en el cuerpo, una de las hormonas que provocan el estrés. O sea, todo lo que necesitas antes de iniciar la negociación.


14. Sé un poco impredecible

14

Lo que se espera de una negociación, es que tenga un enfoque relativamente parejo y no muy emocional. Un intento de que sea una situación lo más racional posible. Pero ser algo más apasionado y menos predecible puede ser una ventaja para ti.

Un estudio realizado por el profesor de la Escuela de Negocios de Columbia, Adam Galinsky, demostró que la inconsistencia emocional de las personas que negocian puede atraer acuerdos más favorables de la otra parte porque se sentirán con menos control de la situación.

Expresar enojo y alternarlo con felicidad y decepción,  son situaciones que podrían llevar a mejores acuerdos.

Visto en Business Insider

Síguenos en Facebook