19 cosas que tu vecino adinerado no te dirá

19-things-the-millionaire-next-door-wont-tell-you
Síguenos en Facebook

A pesar de que tener un millón de dólares no es tan impresionante como solía serlo, tampoco es para tomárselo a la ligera.

De hecho, Reuters reportó que en el 2009 existen 7.8 millones de millonarios sólo en los Estados Unidos. Esa es una gran cantidad de personas, por lo que probablemente podría haber uno que viva cerca de usted o de alguno de sus conocidos.

Diablos, quizás uno de ellos pueda ser hasta tu vecino.

Me podrías decir: Pero, no conoces a mi vecino. Ese tipo no parece un millonario en lo absoluto.

Bueno, ¿Adivina qué? Un millonario realmente entendido en sus finanzas, no será fácilmente reconocible.

  1. Siempre gasta menos de lo que gana. De hecho, su mantra es: a largo plazo, es mejor esforzarse por ser anónimamente rico que engañosamente pobre.
  2. Sabe que la paciencia es una virtud. Hay pocas probabilidades de convertirse en millonario de la noche a la mañana. Si eres como él, tu riqueza se irá acumulando gradualmente, siendo disciplinado para ahorrar a lo largo de varias décadas.
  3. Cuando vayas a su modesta casa de tres dormitorios y dos baños, tomarán café hecho en casa en lugar de Starbucks o alguna otra marca costosa. Y si necesita ir a alguna parte, probablemente te llevará en su económico sedán de 10 años. Si crees que esto lo hace tacaño, pregúntale si le importa. (No le importa en lo absoluto).
  4. Paga todas sus tarjetas de crédito por completo todos los meses. Es lo suficientemente inteligente para comprender que si no puede pagar por algo en efectivo, no podrá costearlo realmente.
  5. Se dio cuenta hace tiempo de que el dinero no compra la felicidad. Si buscas el nirvana, lo importante es la libertad financiera.
  6. Nunca se olvida de que la libertad financiera es un estado mental que viene por estar libre de deudas. Lo mejor de todo es que se puede alcanzar independiente del nivel económico.
  7. Sabe que encontrar un segundo trabajo no sólo aumenta los ingresos, sino que también lo mantiene ocupado—y estar ocupado hace que gastar lo que ya tienes sea más difícil.
  8. Entiende que el dinero es cómo un bebé; es incapaz de administrarse solo. Después de todo, no puedes esperar que tu dinero crezca y madure como debiera sin una forma creíble de administración.
  9. Es un firme creyente en el pagarse uno mismo. Pagarse a sí mismo es un principio esencial de las finanzas personales, y una excelente forma de construir ahorros e instaurar una disciplina financiera.
  10. A pesar de que es posible enriquecerse trabajando en algo que no disfruta, se pregunta por qué lo haría. La vida es muy corta.
  11. Sabe que no planear es lo mismo que planear fallar. También sabe que los pocos millonarios que lo han logrado sin planear, solo han llegado hasta ahí por suerte. No es suficiente solo declarar que quieres ser libre financieramente.
  12. Cuando llegó la hora de plantearse metas de ahorro, no tuvo miedo de pensar en grande. El éxito financiero exige una visión significativamente más grande de lo que se puede entregar en el presente.
  13. A lo largo del tiempo, se dio cuenta de que el trabajo duro puede compensar por un montón de errores financieros—y los errores financieros son extremadamente comunes.
  14. Se da cuenta de qué cosas pasan, y sería idiota no asegurarse frente a los riesgos. Recuerde que una banca rota potencial está siempre a la vuelta de la esquina, y puede gatillarse desde múltiples situaciones: la muerte del proveedor de la familia, el divorcio o una discapacidad que lo lleve a perder el trabajo.
  15. Él entiende que el tiempo es un aliado de los jóvenes. Tuvo la fortuna de comenzar a ahorrar cuando tenía veinte, para poder tener la máxima ventaja del poder de los intereses para su próxima década.
  16. Sabe que no se puede gastar lo que no se ve. Deberías usar deducciones de sueldo automáticas para construir una jubilación, y otras cuentas de ahorro. A medida de que tu sueldo aumenta, podrás aumentar estas deducciones sin mucho dolor.
  17. A pesar de que tiene un trabajo que ama, no está obligado a trabajar, ya que todo lo que tiene ha sido pagado—hace años que lo fue.
  18. No se impresiona porque usted maneje un auto de lujo excesivamente caro, y viva en una gran mansión que es el doble de grande de lo que necesita para su familia de cuatro.
  19. Luego de seis meses de pedírselas, finalmente dejó de esperar que usted le devolviera sus tijeras de podar. Se rindió y fue a comprarse otro par el mes pasado. Sin resentimientos en todo caso, no es como que no pueda pagarlas.

Entonces, eso es. Ahora sabe lo que tu vecino millonario no te está diciendo.

Síguenos en Facebook