4 sorprendentes y fáciles maneras de hacer crecer tu fortuna

Síguenos en Facebook

Probablemente ya conoces el consejo estándar a la hora de generar riquezas: Vive con menos de lo que necesitas. Lleva tu cuenta de ahorros para tu jubilación al máximo. Paga todas tus deudas.

Pero ademas de esos métodos que ya han sido comprobados, existen otros menos conocidos que te pueden ayudar a hacer crecer tu fortuna más rápido.

Aquí te mostramos cuatro:

1. Ten una cuenta de ahorros para tu salud

Estas cuentas, que van de la mano con planes de seguros médicos que incluyen deducibles elevados, ofrecen una exención tributaria triple: tus contribuciones son deducibles, tu dinero crece con impuestos diferidos y los giros de dinero para cubrir gastos médicos son libres de impuestos. Este tipo de cuentas usualmente permite que las contribuciones sean invertidas en acciones u otros tipos de inversiones que generen un crecimiento a largo plazo. El dinero que no sea ocupado puede ser usado nuevamente año tras año.

En otras palabras, las Cuentas de Ahorro para Salud pueden ser usadas para aumentar tus ahorros para la vejez. Algunos asesores les recomiendan a sus clientes transferir parte de sus ahorros a una de estas cuentas una vez que ya han contribuido lo suficiente a su plan de jubilación como para tener una correspondencia total. Otros asesores sugieren ver estas cuentas como una forma adicional de guardar dinero una vez que los fondos de pensión ya han sido completados.


2. Compra una casa sencilla en un barrio modesto

El consejo de la vieja escuela era esforzarse para comprar una casa en el mejor barrio que pudieses para maximizar tu valor potencial. El problema, como ya sabemos, es que este aumento de valor no es algo que esté garantizado e históricamente nunca es tan significativo.

El economista de la Universidad de Yale, Robert Shiller, quien ayudó a crear el popular índice Case-Shiller para registrar los precios de las casas, descubrió que las ganancias a largo plazo en el área de propiedades residenciales apenas podía llevarle el ritmo a la inflación. Una vez que tomas en cuenta la mantención, las actualizaciones, la reparación, los seguros y los impuestos; es posible que estés perdiendo más de lo que podrías ganar. Pagar un crédito hipotecario fuerza a los dueños de casas a generar equidad, pero podría ser generado incluso con una casa más pequeña que no te cueste tanto pagar.

Pagar todo lo relacionado con tu casa con el 25% de tu sueldo, en vez del 33% que algunos prestamistas recomiendan, debiese dejarte con suficiente dinero para guardar dinero para la jubilación y llevar a cabo otras metas financieras. Ciertas investigaciones también demuestran que vivir en un barrio más caro hará que, en verdad, gastes más en otras áreas de tu vida también, comenta Thomas Stanley, autor del libro “Deja de Actuar como Rico” y co-autor de “El Millionario de al Lado.” En vez de ser un residente ‘aspiracional’ (alguien que tiene menos dinero que sus vecinos pero que siente la presión de ‘mantener una imagen’), quienes deseen aumentar sus riquezas debiesen vivir en barrios donde su valor neto sea mayor que el promedio para evitarse estas presiones, comenta Stanley.


3. Compra menos autos

La AAA (Asociación Americana de Automóviles) estima que un auto promedio genera gastos anuales de USD$8.876 sólo por ser ocupado, esta cifra basada en 15.000 millas de conducción anual. Ese es un gran recorte en los presupuestos de la mayoría de las personas. Puedes ahorrar mucho dinero simplemente teniendo tus autos por un período más largo. En el libro “Hazte Responsable de tu Deuda,” se calcula que alguien que compra un auto cada 10 años en vez de cada 5 puede ahorrar más de USD$250.000 durante su vida como conductor (asumiendo que el auto costó USD$20.000 con los precios para los autos subsiguientes ajustados en un 3% debido a la inflación, y pensando que cada compra fue financiada con un préstamo a 5 años al 6% de interés.) Puedes ahorrar incluso más comprando autos usados, pero en buen estado y pagando al contado en vez de tomando créditos.


4. Ten una cuenta de ahorro individual libre de impuestos

Todos conocen las ventajas de tener una cuenta de ahorro individual libre de impuestos ¿o no? Aparentemente no. Muy pocas personas tienen de este tipo de cuentas, en general, optan por las tradicionales donde se pagan impuestos, según la base de datos de la Institución de Investigación para el Beneficio de los Empleados, la cual contiene información sobre 25.3 millones de cuentas y 19.9 millones de personas. Casi el 73% de los titulares de estas cuentas poseen cuentas tradicionales, comparado con sólo el 28.1% que tenían cuentas libres de impuestos.

Si bien estas cuentas no ofrecen un cese total del pago de impuestos, es posible girar dinero sin pagar nada extra. Esa es una gran ventaja y no es la única que tiene. Para estas cuentas no existen un mínimo de giros, algo que sí pasa con otras cuentas, por lo que se puede dejar que el dinero crezca e incluso sea legado, libre de impuestos, a tus herederos. Mientras más joven seas, más posibilidades tienes que tu tasa de impuestos sea mucho mayor cuando te retires, lo que hace de este tipo de cuenta la mejor opción.

Original.

Síguenos en Facebook