Hice US$15 millones antes de cumplir 30, y no fue tan impresionante como te imaginas

rich-white-guy
Síguenos en Facebook

Un usuario anónimo en Quora publicó esta profunda respuesta a la pregunta ¿vale la pena ser rico? Aunque no podemos confirmar la identidad del usuario, vale la pena leer su respuesta.

Hice US$15 millones en mis veintes después de vender un emprendimiento tecnológico. Hablé con mucha gente sobre esta pregunta, y pensé mucho acerca de cómo mantenerme como la misma persona que era antes de hacer ese dinero.

Esta es mi respuesta: Ser rico es mejor que no serlo, pero no es tan bueno como te lo imaginas.

La respuesta al por qué, es un poco más complicada.

Primero, una de las únicas cosas reales que te da el ser rico, es que no tienes que preocuparte por el dinero nunca más. Aún habrá gastos que no podrás hacer (y vas a querer poder hacerlos), pero la mayoría de los gastos pueden abordarse sin siquiera pensar cuánto cuestan. Esto es mejor, sin duda.

Ser rico viene con ciertas desventajas. Lo primero que piensas al leer esto es en llorar a mares. Esa es una de las desventajas. No te está permitido quejarte de nada, nunca. Ya que la mayoría de las personas  imaginan que ser rico es como el nirvana, no se te permite tener ninguna necesidad humana o frustraciones en público. Sin embargo, aún eres un ser humano, pero las personas no te tratan como si lo fueras.

Hay una segunda desventaja. La mayoría de la gente ahora quiere algo de ti, y puede ser más difícil determinar si alguien está siendo agradable contigo por tu dinero. Si no estás casado aún, buena suerte tratando de descubrir (y siempre mantener las dudas) si tu pareja está contigo o con tu dinero.

También tienes familia y amigos. Con suerte tus relaciones con ellos no se echarán a perder, pero se pueden tornar más difíciles. Ambos se pueden poner realmente extraños y comenzar a tratarte en forma diferente. Pueden venir a pedirte un préstamo (mala idea: si das, da un regalo siempre). Un problema común es que los regalos de Navidad no los aprecian como lo hacían antes, y se pueden poner poco realistas con respecto a cuán grande tendría que ser un regalo, y sentirse desilusionados cuando tú no cumplas sus  irreales expectativas. Debes comenzar a tomar decisiones por tus padres sobre qué cuesta mucho y qué no, y francamente es algo incómodo.

Suma todo esto y podrías comenzar a sentir un cierto aislamiento.

Algunas veces permaneces despierto de noche, preguntándote si hiciste las inversiones correctas, si podría perderse todo. ¿Conoces eso que se siente al estar parado en lo alto de un edificio, la sensación de que podrías perder la cabeza y saltar? Algunas veces te preocupa la idea de que podrías perder la cabeza y gastarlo todo.

Lo otro que debes entender sobre el dinero es esto: todo lo que te imaginas comprando tiene valor sólo porque no puedes pagarlo (o debes trabajar mucho para adquirirlo). Quizás tienes tus ojos puestos en un Audi nuevo – una vez que puedes comprarlo fácilmente, ya no significa tanto para ti.

Todo es relativo, y eres bastante indefenso frente a ello. Si, el primer mes manejas el Audi, o comes en un sofisticado restaurante, realmente lo disfrutas. Pero luego como que te acostumbras. Y entonces  estás mirando el siguiente paso hacia arriba. Y el problema es que has reajustado  tus expectativas, y todo lo que está por debajo de ellas ya no te emociona.

Esto les ocurre a todos. Las buenas personas pueden mantener la perspectiva, pelearla y mantenerse conectados a tierra. Peores personas se quejan de esto y cometen actos despreciables. Pero recuerda esto: te ocurriría a ti también, aunque no lo creas. Tendrás que confiar en mí en esto.

La mayoría de las personas tienen la ilusión de que si tuvieran más dinero, sus vidas serían mejores y serían más felices. Luego se hacen ricos, y eso no ocurre, y ello los puede conducir a una severa crisis existencial.

Si eres parte de la clase media, tienes las mismas oportunidades de hacer con tu vida lo que quieras de ella. Si no eres feliz ahora, no serás feliz por el dinero.

Ya seas rico o no, convierte tu vida en lo que quieras que sea, y no uses el dinero como excusa. Sal, involúcrate, sé activo, persigue tus pasiones y marca la diferencia.

Síguenos en Facebook